Lo mejor para el dolor de muelas

Otro antídoto realmente bueno y rapidísimo para calmar el mal de muelas en el hogar es masticar perejil fresco en la región donde sentimos el mal (eso sí, hay que masticar delicadamente). Esto le va a ayudar a calmarse, merced a las características anestésicas del perejil. Tal como achicar la carga bacteriana que disponemos en esa región.

Esencial: tras masticar el perejil, enjuágate bien la boca a fin de que desaparezcan todos y cada uno de los restos y no quede nada entre los dientes.

Bastante precaución con los remedios naturales.

Como todos, ciertos marchan… y otros son solo engaños. Aprende a distinguirlos.

  • Utilizar frío, aliviando la región y reduciendo la hinchazón. Eso sí, coloca un paño entre la compresa fría y la mejilla e impide el contacto directo con la piel.
  • Enjuague con agua salobre, mezclando agua no muy caliente con una cucharada chica de sal.
  • Aceite de clavo, y aplícalo con un algodón en la región perjudicada o introduce un clavo y chúpalo tal y como si fuera un caramelo. Tiene ciertas características analgésicas, pero, eso sí, muy escasas.
  • Menta, en aceite o infusión. En un caso así, espere hasta el momento en que la bolsa esté ardiente y colóquela en el área dolorida. O enfríalo en el congelador y aplícalo tú mismo.

Automedicación con antibióticos

La automedicación con antibióticos pertence a las peores resoluciones que puedes tomar para tu salud. Si, por servirnos de un ejemplo, tienes un flemón y tomas antibióticos, lo mucho más posible es que el flemón desaparezca, pero si no tratas la auténtica causa del mal, solo andas enmascarando el inconveniente y probablemente intención. aún mucho más, aparte de hacer resistencia a los antibióticos.

¿Es conveniente?

Cepíllate bien los dientes

Tienes que remover bien los restos de comida usando un óptimo cepillo y también hilo dental. Presta particular atención a la parte dental perjudicada para remover bien las bacterias, así mismo se disminuye la presión sobre la muela o muela y va a ayudar a reducir el mal.

Comer alimentos o bebidas bastante calientes o bastante fríos solo va a aumentar el mal de muelas. Todo cuanto coma ha de estar ardiente y con una dieta impura. Evite las bebidas azucaradas y los alimentos bastante duros para no perjudicar la parte perjudicada.

¿Qué llevar a cabo con el mal antes de ir al dentista?

En el caso de mal de muelas profundo, hay que pedir la visita al dentista cuanto antes a fin de que examine la muela adolorida y, una vez cierta la causa, realice el régimen conveniente. Y sucede que, si no se habla, los tejidos circundantes podrían verse damnificados, ocasionando serios problemas a nivel de boca, cara o cuello. Pero hasta el momento en que vayas al dentista:

  • El mal se puede calmar con calmantes como el paracetamol o antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno, metamizol o diclofenaco. Es conveniente preguntar al médico antes de tomarlos. En la situacion de sangrado de encías, hay que eludir la aspirina, puesto que incrementa el peligro de sangrado.
  • Jamás se tienen que tomar antibióticos sin receta médica, puesto que probablemente sean insignificantes y tampoco asistan a calmar el mal.
  • Tienen que evadirse alimentos bastante fríos, calientes o duros.
  • Los dulces y el azúcar asimismo empeoran el mal de muelas, con lo que tienen que evadirse.
  • Es bueno utilizar frío local, en la región de la mejilla cerca de la muela adolorida, por su función anestésica, puesto que puede calmar relativamente el mal, pero hay que utilizar hielo en la boca. eludir, puesto que puede agudizar el mal.
  • Se sugiere eludir la presión sobre la región dolorida, sin respaldar la cabeza sobre el lado perjudicado.