Enfermedad en los ojos de los gatos

En nuestra clínica veterinaria en Valencia nos encontramos expertos en el régimen de las anomalías de la salud oculares que logren padecer nuestras mascotas. Para este articulo vamos a tratar sobre la salud ocular de los gatos.

Normalmente son tres las anomalías de la salud oculares que les afectan: glaucoma, cataratas y conjuntivitis. En el primer caso, es que el globo ocular es mucho más grande de lo frecuente. Con las cataratas, el cristalino muestra alguna transparencia gracias a un inconveniente congénito habitualmente. En VetSalut te recordamos que esta patología acostumbra perjudicar a gatos con diabetes o gatos mayores.

Pronóstico y régimen

El pronóstico es dependiente de la gravedad de los síntomas de presentación, pero en la mayor parte de las situaciones los pacientes tienen un óptimo pronóstico con una promesa de vida habitual. Las anomalías mucho más graves tienen la posibilidad de ser las anomalías cardiacas, anales o nefríticos mucho más graves. El régimen es dependiente de los síntomas y deformidades que se muestren y cada caso ha de ser evaluado individualmente y tratado de forma multidisciplinaria.

Lo que tienes que saber…

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis en gatos?

La primera cosa que vas a ver extraño en los ojos de tu obsequio es enrojecimiento o irritación en la película de las articulaciones. Esto se podía ver no solo en la parte interna del ojo, sino más bien asimismo en los párpados.

Esta irritación por su parte genera un lagrimeo incesante, con lo que vas a ver inflamación tras irritación en los ojos de tu gato en escaso tiempo.

¿De qué manera comprender si tu gato tiene una patología ocular?

El día de hoy te vamos a argumentar ciertas dolencias oculares más frecuentes en los gatos, a fin de que sepas detectarlas a tiempo y combatirlas. 3 pistas tienen la posibilidad de ser una señal de alarma:

  1. Tejidos oculares con coloración roja o blanca. Haz una comprobación simple: con el pulgar, levanta delicadamente los párpados de todos tus gatos y verifica que los tejidos cerca de los ojos estén rosados, ni bastante colorados ni bastante pálidos.
  2. Fricción excesiva en la vía lagrimal. El exceso de agua en los ojos o el pelaje húmedo cerca de los ojos gracias a las lágrimas puede ser un signo de un inconveniente ocular.
  3. El accionar del gato. Si se rasca bastante los ojos, tiene la posibilidad de tener una infección, y si empieza a ser mucho más torpe de lo frecuente, podría ocasionar una pérdida de visión.

Uveítis

Este inconveniente hace inflamación en la composición que circunda el interior del globo ocular, llamada úvea. Es primordial tratarlo a tiempo puesto que es síntoma de otras anomalías de la salud como: Inmunodeficiencia, toxoplasmosis, leucemia felina, herpesvirus, etcétera.

Además de esto, esta patología ocular nos provocará el mínimo mal, y si no se habla puede ocasionar ceguera. ¡Es primordial comprender advertirlo!