¿Como saber si tengo el don de curar?

En la Era de Acuario que nos encontramos comenzando a vivir, entre las especificaciones es la aparición de varios sanadores y el hallazgo del poder de autocuración que todos disponemos. Bastante gente tienen el don de sanar y lo experimentan de distintas formas. Te ofrecemos ciertos avisos a fin de que los mires si andas según ellos.

1- Tener una enorme empatía e inclusive vivir a nivel físico los sentimientos del resto, experiencias en el cuerpo que tienen la posibilidad de cambiar desde la opresión hasta el mal físico

El Don de Curación actúa en tres formas

Partiendo de las 3D del hombre -cuerpo, alma y espíritu (I Tes 5,23)-, comprendemos que exactamente el mismo hombre puede verse perjudicado por anomalías de la salud en todas y cada una de ellas. El mal es físico, interior (el alma) y espiritual.

Si alguna patología nos agrede en nuestro cuerpo, requerimos curación física. Si nos confronta en alguna región de nuestra alma, requerimos oración para sanarnos por la parte interior. Si esta patología llega a nuestro espíritu, contaminándolo con falsa doctrina y apartándonos -merced a ella- de la salvación, debemos rezar por sanidad espiritual (oración de liberación).

Qué hace un sanador espiritual

Un sanador espiritual es alguien que puede contribuir a otros a sobrepasar sus inconvenientes y adversidades. Tienen la aptitud de contribuir a la gente a hallar la paz y la alegría, y tienen la posibilidad de contribuir a progresar la calidad de vida de la gente. Los sanadores espirituales asimismo tienen la posibilidad de contribuir a la gente a entender y abrazar su espiritualidad.

¿De qué manera puedo desarrollar mi don espiritual? La Biblia no afirma bastante sobre de qué manera tenemos la posibilidad de desarrollar nuestros dones espirituales, pero existen algunas cosas que tenemos la posibilidad de estudiar de ella. Primero, debemos rezar. Debemos solicitarle a Dios que nos guíe y nos dé sabiduría en el avance de nuestros dones. Seguidamente, debemos leer la Palabra de Dios. Esto nos va a ayudar a entender lo que Dios desea que hagamos y de qué manera tenemos la posibilidad de utilizar nuestros dones para Su gloria. En tercer sitio, requerimos buscar la asistencia del resto. No debemos intentar llevar a cabo todo solos. Requerimos buscar y estudiar de esos que tienen dones afines a los nuestros. Cuarto, debemos ser humildes. Debemos admitir que los dones son de Dios y que él es quien nos los dio. Debemos utilizarlos para su gloria y no para nuestra vanagloria. Quinto, debemos ser persistentes. Debemos proseguir adelante aun en el momento en que las cosas se ponen bien difíciles. Debemos ser firmes en la utilización de nuestros dones y no ofrecernos por vencidos. Estas son ciertas cosas que tenemos la posibilidad de estudiar de la Biblia sobre de qué forma tenemos la posibilidad de desarrollar nuestros dones espirituales. Si los implementamos, estoy convencido de que observaremos un enorme desarrollo en nuestros dones.

Señales de que tienes el Don de Curación

… Pregúntate, ¿hay historias de Sanadores en mi familia? , vivencias similares con el arte de sanar, o familiares metidos en las profesiones de la salud y la asistencia humanitaria? Con tu contestación, vas a tener otra que revela tu aptitud de curación.

¿Cuántos de estos puntos te sentiste reconocido?

Si respondiste que sí a mucho más de la mitad, eres un curandero. Lo que hagas con tu talento natural está en tus manos. La decisión de ofrecerle un canal o no es dependiente de ti. Es cierto que tienes el don y que precisas de todo el mundo. Si decides ofrecerle la espalda, asimismo va a tener secuelas.

Todo talento no creado crea daño. Bien creado te abre el sendero a una expansión considerablemente mayor de la conciencia y la autorrealización.