Plantas para el borde de una piscina

  • ¿Cuáles son las mejores plantas?
  • No solo césped

Gozar del verano con una piscina en el hogar es un lujo para bastante gente. Existe la oportunidad de darse un baño cualquier ocasión del día lo que no es apreciado en determinados días en que el termómetro sube sin control.

Decisión de árboles para ajardinar la piscina

Fuente: Cybball.com

Primeramente, la primera cosa que hay que meditar es que resulta conveniente que sea práctico. Por más que ames un árbol particularmente, si piensas que no va a funcionar con nosotros, no lo ubiques. Comprenderás el fallo a las primeras de cambio. Es preferible estimar y escoger consecuentemente.

Árboles con raíces no invasivas

Si tiene espacio para plantar un árbol, se aconseja plantar uno con raíces no invasivas, en caso contrario las raíces tienen la posibilidad de medrar hacia la piscina y eliminar . los muros. Asimismo tienes que tener en consideración si mácula o no la fruta y deja bastante, o por lo menos es simple de eliminar. Un caso de muestra de árbol con raíces no invasivas es el Frangipani, Laurus nobilis, Ligustrum lucidum o Magnolia grandiflora.

La yerba siempre y en todo momento es una alternativa. Además de esto, si tienes un jardín grande, vas a tener espacio para plantar múltiples filas de flores y decorarlo un tanto mucho más.

Physostegia virginiana

Una planta herbácea muy fuerte y colorida que no requiere agua riguroso pero sí una aceptable dosis de luz del sol para florecer apropiadamente.

En el momento en que el espacio lo deja, las palmeras son enormes aliadas para dar un aire tropical al jardín. Las especies mucho más escogidas y resistentes son pindo y areca.

Plantas a eludir.

Así sea una piscina de inmersión o una piscina, tratándose de plantas, el área de la piscina debe necesitar poco o ningún cuidado.

Se aconseja eludir las plantas que mudan de forma regular. Las plantas de hoja caduca todavía están bien y solo necesitan una sesión de limpieza esencial al año, al tiempo que las plantas de hoja perenne necesitan cuidado a lo largo de todo el año. La clave para el éxito de la plantación es escoger plantas que no requieran poda regular o aquellas que no dejen caer bayas o agujas.