¿Como tener un cabello largo y hermoso?

Entendemos que el propósito del champú es adecentar el pelo y el cuero cabelludo. Por consiguiente, en el momento en que adquiera este producto, debe meditar en las especificaciones de su pelo para seleccionar el mucho más conveniente.

Desde tiempo atrás se usan frecuentemente los champús sin sal. Mucho más que un truco de tendencia o comercial, tienes que saber que la sal no contribuye ningún beneficio real a tu pelo.

Cepillarse el pelo

Seguramente has oído que hay que cepillarse el pelo cien ocasiones antes de acostarse. No obstante, es absolutamente falso, puesto que no es necesario cepillarse el pelo en tantas ocasiones antes de proceder a reposar, en tanto que lo romperías. Lo idóneo es cepillarlo cualquier ocasión del día hasta disolverlo completamente, escogiendo siempre y en todo momento un peine de cerdas gruesas pero que no sean de plástico, puesto que este material hace roces.

Trucos para tener el pelo largo y liso

Si le preguntaras a tu madre o abuela de qué manera lograban sostener el pelo largo y sano, seguramente te afirmarían que algunas plantas hacían medrar el pelo en aquella temporada. ¿Tienes ganas de saber cuál es mucho más popular? Ya que cuídate y aplícalos en tu cuero cabelludo sin temor, es uno:

Hidratación

La sequedad es uno de los más importantes villanos del pelo largo pues sobre el pelo obscuro que es producido naturalmente en el cuero cabelludo no puede llegar a las puntas. «La hidratación es esencial para sostener el pelo precioso y saludable, y en ocasiones en las que el pelo es vendible, es indispensable», afirma Gerlane.

Pero ojo: las máscaras y los acondicionadores tienen que aplicarse desde la pastilla hacia abajo, ¡jamás en la raíz! Cerciórate de que el enjuague esté bien hecho para remover todos y cada uno de los restos. Otro consejo es invertir en humectantes mucho más poderosos hechos en el salón, menos pelo cada un par de meses, oriente al estilista.

Enjuagar con agua fría

La utilización de agua ardiente tiende a debilitar nuestro cuero cabelludo, dándole un aspecto seco y sin brillo. En cambio, el agua fría es muy saludable para nuestro pelo, por el hecho de que sella las cutículas del pelo, dejándolo mucho más refulgente y sedoso.

Evidentemente, no nos encontramos diciendo que debas enjuagarlo con agua muy fría. Basta ahora de la buena práctica de ducharse con agua equilibradamente fría o bastante tibia.