Como Hacerse un Lifting sin Cirugía

La piel del ser humano no es inmune a los efectos del paso del tiempo provocando la aparición de arrugas lo cual supone un problema para muchas personas, en especial para las mujeres pero la evolución de la ciencia ha permitido buscar soluciones médicas para enmascarar tales daños siendo la más eficaz el lifting que es llevado a cabo sin cirugía.




Qué es el lifting

Se trata de  una técnica que tiene como objetivo tensar la piel y enmascarar las arrugas que han surgido por el paso del tiempo, tradicionalmente se utilizaba la cirugía para tal fin pero ante los peligros que ello conlleva muchas son las personas que se inclinan por un lifting sin cirugía mediante el uso de los llamados hilos tensores.

Hilos tensores para la el lifting sin cirugía

Los hilos tensores o hilos de Polidioxanona son unos hilos que se colocan de forma subdérmica.

El procedimiento para la colocación es muy sencillo:

Se desinfecta con un antiséptico la piel de la zona que se va  a tratar.

Se dibuja con un rotulador especial un entramado de líneas para que sirvan de guía para la colocación de los hilos.

Se introducen los hilos con una cánula de diámetros minúsculos.

Se enganchan de forma delicada y producen una tracción que provoca el estiramiento de la piel y la disimulación de las arrugas existentes. No se precisa ningún tipo de sutura ni colocación de puntos.

Es una técnica que se desarrolla de forma ambulatoria por lo que no precisa de ingreso hospitalario ni intervención quirúrgica, lo que hace que no exista un postoperatorio y el paciente puede continuar las actividades diarias con total normalidad.

lifting sin cirugia

En la mayoría de los pacientes la aplicación de este tipo de lifting es óptima pero existen casos dónde las arrugas están o muy marcadas o la piel tiene excesiva flacidez por lo que se podría aplicar al unísono de la implantación de hilos el relleno con una solución botulínica y otros productos similares para conseguir que el resultado final presente una piel tersa y estéticamente mejor que la que presentaba hasta ahora.

Los resultados finales serán apreciables al cabo de un par de meses cuando se hayan asentado los hilos y configuren el estiramiento de forma plena.




Como efectos secundarios se puede plantear un leve enrojecimiento de la zona tratada pero que desaparece al cabo de unos días y este tipo de efectos solo está presente en un tanto por ciento de pacientes que han llevado a cabo el tratamiento.

El auge de esta técnica radica que no entraña los riesgos que conlleva cualquier paso por quirófano, cosa que a muchas personas, yo soy  una de ellas aterra y cualquier tratamiento que no necesite intervención quirúrgica me impone menor respeto que si la precisa.

Antes de llevar a cabo cualquiera de las técnicas descritas con o sin cirugía con el fin de presentar un mejor aspecto de la piel es fundamental consultar a varios especialistas y solicitarles un presupuesto detallado.

Como veis en Cavitaciones.com tratamos en profundidad todas las variables posibles para adelgazar y poder recuperar la silueta por ti soñada.

 

¿Se puede realizar una lipo sin cirugia?

Me he decidido a escribir este artículo ya que he recibido muchas consultas preguntando si es posible realizar una liposucción sin cirugía y tratare de ser lo más clara posible pero realmente es una pregunta que puede llevar a equívocos.

La liposucción significa la eliminación de grasa, por lo tanto podríamos afirmar que sí que se puede hacer una liposucción sin pasar por el quirófano existiendo muchas posibilidades las cuales hemos explicado en nuestro portal web con detenimiento.

Si tomáramos como afirmación que la lipo es la eliminación de grasa podríamos citar como técnicas que cumplen tal fin sin pasar por el quirófano, como por ejemplo la cavitación en unión a la presoterapia, cinta vibratoria, la criolipolisis, etc.




La ultracavitación es un innovador método que consiste en recibir de forma controlada ondas ultrasónicas emitidas por una máquina diseñadas para ello, las cuales destruyen las células grasientas, también conocidas como adipocitos, sin dañar el resto de tejidos corporales que rodean dichas células. Los ultrasonidos emitidos producen la destrucción de las membranas que envuelven los cúmulos de grasa permitiendo la liberación de ésta y una vez en estado semilíquido o viscoso se puede eliminar con facilidad del organismo a través de un masaje drenante o de la orina.

Esta técnica goza de gran prestigio y cuanta con muchas adeptas porque precisamente no se precisa intervención quirúrgica, con los riesgos que ello comporta: anestesia, infecciones, secuelas, periodo de recuperación etc.

Además el periodo de recuperación es nulo porque no existe cicatrices ni puntos de sutura o similares siendo igualmente innecesario la utilización de analgésicos ni fajas compresoras.

Estos tipos de liposucción sin cirugía están dirigidos a personas con acumulación moderada de grasa en las cartucheras, nalgas o caderas, lo que popularmente se conoce con el nombre de michelines.




Otro de los métodos para eliminar la grasa sin pasar por el quirófano es la criolipolisis un método importado de Estados Unidos, concretamente de la Universidad de Boston y que mediante una máquina especial aplica un frio intenso y contralado sobre las acumulaciones de grasa para a través de la congelación destruir los adipocitos.

La duración de cada sesión de criolipolisis es de unos 45 minutos y el coste económico es de unos 400 euros siendo necesarias normalmente dos o tres sesiones.

hidrolipoclasia ultrasónica

No podemos de olvidarnos de la hidrolipoclasia ultrasónica orientado a eliminar la grasa sobrante ubicada en muslos, cadera, abdomen, etc. El procedimiento es sencillo: se marca sobre la piel con un rotulador especial la zona que se va a tratar, se desinfecta la zona y se infiltra soluciones lipolíticas en el tejido subdérmico. Se aplica ultrasonidos para romper la membrana de las células grasas, encargándose el propio cuerpo de eliminar los residuos por medios naturales.
Laura Gomez

Radiofrecuencia Corporal – Precios y Resultados

Las claves para que una persona se decida por un tratamiento  u otro para volver a conseguir una piel tersa y suave son el precio de las sesiones y los resultados que se puedan conseguir, así que en este artículo tratará de estos dos puntos de la radiofrecuencia corporal.

flacidez de la piel

Precios de la radiofrecuencia corporal

El precio de cada sesión de radiofrecuencia determinará si muchas personas se deciden por este u otro tratamiento.

Como es lógico pensar cada clínica establece sus propios precios donde confluyen muchos factores como puede ser la ubicación geográfica del establecimiento, no siendo mismo un centro situado en la zona noble de una gran capital que un centro situado en un barrio de una pequeña ciudad.

Así y todo trataremos de aportaros una orientación y de igual forma iremos recogiendo en este mismo post información de los precios de diferentes establecimientos según ellos mismos nos vayan informando.

Los precios oscilan entre 200 y 500 euros dependiendo de la zona tratada y sobre todo de las sesiones pactadas, ya que es muy recomendable adquirir bonos de sesiones porque el precio por unidad o sesión disminuye de forma notable. En casi todas las clínicas ofrecen financiación sin ningún tipo de interés lo que facilita mucho la forma de pago, en pequeñas cuotas y sin ningún plus añadido.

Una alternativa para alargar costes es hacer una pequeña inversión y adquirir uno de los modelos domésticos de radiofrecuencia así podrás aplicarte tú misma las sesiones en tu hogar con total libertad de horarios y de cantidad de sesiones pero siempre contando con el asesoramiento de un especialista.



Resultados de la radiofrecuencia Corporal

El efecto inmediato que se consigue es el “encogimiento” del colágeno provocando la sustitución de las fibras viejas por nuevas dando lugar a un estiramiento de la piel y dejando en el olvido las temidas arrugas que afean tanto el rostro como otras partes del cuerpo.

Los efectos se empiezan a notar de una forma provisional desde la primera sesión y de forma permanente a partir del primer de tratamiento, en el mejor de los casos y a partir del segundo mes en el resto, todo ello depende de la flacidez de la piel.

Según los estudios realizados los resultados son duraderos durante dos años, si alguien os promete que la flacidez y las arrugas no volverán a aparecer os estarán mintiendo porque la naturaleza humana no es insondable a los efectos del paso del tiempo.

Otro de los resultados beneficiosos es que mejora la musculación ya que el tratamiento reafirma el tejido conectivo del músculo.

No podemos olvidar que esta técnica oxigena y tonifica la piel, al favorecer la circulación sanguínea los elementos nutrientes llegan a todas esas zona envejecidas y se produzca un rejuvenecimiento.
Laura Gomez

Radiofrecuencia Facial

Dentro de la radiofrecuencia cada vez toma más importancia la facial ya que su facilidad de uso y elemento no invasivo y no incisivo sobre la piel externa es muy valorada por muchos pacientes que pretenden conseguir una piel tersa y suave, y desterrar la flacidez de la piel que ha ocasionado el trascurrir del tiempo.




Esta especialmente indicado para aquellas personas que aun teniendo arrugas no son tan exageradas ni profundas como para someterse a un lifting quirúrgico pero que al mismo tiempo les incomoda que se hagan presentes en el rostro.

La causa principal de la aparición de pliegues en la piel es el paso del tiempo, que unido a factores como una exposición solar a lo largo de la vida del paciente, el polvo, el humo etc. potencial la flacidez de la misma, influyendo también negativamente que con el paso del tiempo el organismo no produce la misma cantidad de colágeno perdiendo firmeza.

radiofrecuencia facialEl procedimiento consiste en aplicar energía, con una máquina diseñada para ello, consiguiendo un aumento de temperatura en la capa de la piel denominada dermis consiguiendo que el colágeno existente se acorte produciendo la tensión de la piel haciendo desaparecer la flacidez de la misma.

Este tratamiento no sólo consigue el efecto antes expuesto sino que también produce un remodelado de los tejidos de la piel con lo que los resultados obtenidos permanecen en el tiempo.

Es importante llevar a cabo lo que se denomina como sesiones de recuerdo para conseguir que esa piel estirada permanezca sino es probable que los resultados obtenidos no vayan más allá de los dos años desde que se aplicó el tratamiento.

El tratamiento no se lleva a cabo en una sola sesión sino que debe ser el médico a la vista del estado de la piel el que determine cuantas sesiones son necesarias para obtener unos resultados óptimos.




Beneficios de la radiofrecuencia facial

Estiramiento del cutis haciendo desaparecer las arrugas tanto de rostro como de papada o parpados.

No es necesaria ni ingreso hospitalario ni aplicación de anestesia. No existiendo posibilidad de aparición de cicatrices.

Es un método no invasivo ni incisivo lo que es una garantía para aquellas personas que tienen pánico a los hospitales.

No requiere ningún tipo de recuperación, solo necesita aplicarse una crema especial después de la sesión para prevenir los efectos de los rayos solares.

A pesar de que se la conoce como facial es una técnica aplicable a cualquier parte del cuerpo como muslos, brazos, etc.

Rejuvenece el colágeno de las capas más internas de la piel dando lustre a la misma y recuperando la tonacidad perdida por el paso de los años y por las herencias genéticas, así como por la sobrexposición solar.

A modo orientativo el coste de cada sesión de radiofrecuencia facial puede estar en torno a los 80 euros.

Por regla general el sector de población dónde más se ve la mejoría con el tratamiento es en la mujeres entre los 35 y 60 años.




La radiofrecuencia facial y sus contraindicaciones

A pesar de que es un método que no requiere de cirugía existen una serie de cuestiones o contraindicaciones que deben ser tenidas en cuanta por aquellas personas que pretendan realizarse el tratamiento de radiofrecuencia.

Hay sectores de población en los que puede estar contraindicado el tratamiento como por ejemplo aquellas personas que llevan algún tipo de implante protésico, personas con antecedentes de infecciones de piel o por supuesto personas en estado de gestación o lactancia.

Otro de los grupos en los que puede ser contradictoria su aplicación sería el sector de población con problemas de cardiopatía, diabetes o epilepsia.

Los estudios realizados demuestras que se pueden presentar entre otras secuelas enrojecimiento en las zonas tratadas prolongándose incluso por un periodo de 7 a 10 días.