Radio-frecuencia Corporal

Una de las técnicas más innovadoras y que está cogiendo gran popularidad por lo eficaz y segura que resulta es la radiofrecuencia para eliminar la celulitis y la flacidez corporal que es la segunda preocupación de muchas mujeres en cuanto a estética corporal se refiere.

radiofrecuencia para el cuerpo

Esta alternativa se está imponiendo a otras técnicas como la cavitación o la liposucción con el objetivo de eliminar la grasa celulítica. Así que vamos a tratar de explicaros con detenimiento en qué consiste esta innovadora técnica.

La radiofrecuencia emite un campo de ondas eléctricas que generan calor lo que origina unas reacciones determinadas en el tejido celular  y en la piel. Lo que provocará este calentamiento es que el drenaje linfático será óptimo motivando la disminución de los líquidos retenidos en el organismo así como las toxinas que comprenden los adipocitos que forman la celulitis.

Esta técnica está dirigida a personas que presentan problemas de celulitis o flacidez.

Este calentamiento a su vez origina una segunda consecuencia y es la mejora de la circulación en la zona tratada lo que favorecerá un mejor aspecto de la piel y una mejora del metabolismo del tejido subcutáneo.

La radiofrecuencia favorece la disminución del volumen porque hace disminuir el edema y porque produce una compresión del tejido conectivo y por último provoca la ruptura de las membranas de las células grasas lo que liberará la grasa y reducirá el volumen o contorno de la silueta de la persona, objetivo tan anhelado por los pacientes que se ven afeadas por estas protuberancias grasientas.

Procedimiento de la radiofrecuencia corporal

Se aplica un gel sobre la zona a tratar para acto seguido colocar sobre la misma la placa de transmisión en la zona opuesta a dónde se halle la celulitis o la flacidez.

Se aplican las placas del aparato de radiofrecuencia hasta alcanzar la zona una temperatura de 40 grados centígrados.

El número de sesiones necesarias para que los efectos sean los deseados dependerá de cada paciente y de su morfología pero puede variar entre 8 y 12 sesiones.

La duración de cada sesión variará dependiendo de qué zona del cuerpo en concreto sea objeto de la aplicación de la técnica porque por ejemplo el tiempo de la sesión es menor en brazos o abdomen que si la zona tratada fuera las cartucheras donde el tiempo de la sesión podría alargarse hasta los 45 minutos mientras que en los primeros supuestos con sesiones de 30 minutos sería suficiente.

Como medida preventiva el paciente no deberá permitir la exposición al sol en las siguientes 48 horas después de recibir el tratamiento.


    Laura Gomez

    The following two tabs change content below.

    Laura Gomez

    Me llamo Laura Gomez y soy una mujer madura que le gusta tener una muy buena presencia física.

    Deja un comentario

    Required fields are marked *.